lunes, 24 de marzo de 2008

Una tregua carnal

En el verano de 1187, Enrique II, rey de Inglaterra, envió a su hijo Ricardo Corazón de León a negociar la paz con Felipe Augusto de Francia. Algunos cronistas de la época dicen que tal fue el entendimiento entre el príncipe y el soberano que firmaron una tregua entre ambas naciones con una tórrida relación carnal, con la fortaleza de Chinon como escenario del romance. Quienes se encontraban en la fortaleza durante la estancia de Ricardo Corazón de León cuentan que no se separaba ni un instante del rey francés, como Rogerio de Hoveden, quien afirmó "que comían todos los días a la misma mesa, en el mismo plato y, durante las noches, el lecho no los separaba". Probablemente nunca hubo una paz tan íntimamente sellada.

1 comentario:

PJW dijo...

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid...

Aquí te dejo una historia (medieval) bastante truculenta, a su vez uno de los símbolos de Huesca.

LA CAMPANA DE HUESCA

http://es.wikipedia.org/wiki/Campana_de_Huesca