miércoles, 28 de octubre de 2009

Churchill y el veneno

Una vez Winston Churchill acudió junto a Nancy Witcher Langhorne Astor (la primera mujer que accedió a la Cámara de los Comunes) a visitar a los Duques de Marlborough en su castillo de Blenheim. Las relación entre el premier británico y Lady Astor no era precisamente buena, de hecho ambos se llegaron a reconocer en más de una ocasión como enemigos políticos. Durante esa visita a los duques se cuenta que Lady Astor le comentó:

- Si estuviera casado con usted, envenenaría su té.

A lo que Churchill contestó, haciendo gala de su habitual chispa y elocuencia:

- Si yo estuviera casado con usted, sin duda alguna me lo bebería.

Winston tuvo que enfrentarse a otros venenos dialécticos a lo largo de su vida, como las hostilidades vía telegrama con el escritor irlandés Bernard Shaw (en la imagen de la derecha), enemigo declarado del político. Con motivo del estreno de una de sus obras, el dramaturgo le envió el siguiente mesaje:

- Le mando dos entradas para mi estreno. Si quiere venga con un amigo (si es que tiene alguno)

A lo que Churchill le respondió:

- Me es imposible asistir a la primera representación. Procuraré llegar a la segunda (si es que tiene lugar).



Fuentes: winstonchurchill.org, jssgallery.org

2 comentarios:

PJW dijo...

¡¡Qué grande!!

Con tu permiso, me copiopego el post para mi deleite

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.