viernes, 9 de mayo de 2008

Muerte cochina

El joven Felipe, primogénito de Luis VI El Gordo de Francia , tuvo una muerte muy prematura y poco acorde con la manera de la que pensaban acabar sus días los miembros de las familias reales medievales (espada en mano). Según Michel de Montaigne, un mal día de comienzos del siglo XII Felipe salió a dar una vuelta a caballo cuando de repente, y casi incomprensiblemente, un cerdo rabioso embistió contra el jinete y su montura. El hijo del rey de Francia perdió el equilibrio y cayó al suelo, falleciendo poco después a causa de las lesiones por el ataque del marrano.

1 comentario:

Versosoy dijo...

Qué chungo, que te medio debore un cerdo. Esto me recuerda a aquella escena de "La Casa de Pascual Duarte". AAii, la verdad es que da grima solo de pensarlo....